Vino tinto

Son muchas las propiedades que tradicionalmente se han asignado a esta bebida milenaria. Y aunque la ciencia ha logrado desmentir más de una, también confirma algunas de las propiedades medicinales del vino tinto. 

De hecho, los médicos suelen recomendar tomar una copa diaria, a ser posible, tras la cena o acompañada de alimentos saludables como el pescado, la verdura, la carne magra o el pan.

En definitiva, aunque cada especialista tiene su propia visión al respecto, las propiedades del vino tinto para la salud están más que reconocidas por la comunidad científica, y pueden llegar a ser muy interesantes a largo plazo.

1. Previene enfermedades cardíacas

Las propiedades del vino tinto para el corazón son unas de las más estudiadas por la comunidad científica y extendidas por todo el mundo. Y no es para menos: Aunque no sirve para curar enfermedades como tal, su alta concentración en polifenoles y vitamina E sí ayudan a mantener la sangre y los vasos sanguíneos limpios: algo muy beneficioso para la salud cardíaca a largo plazo.

2. Ayuda a prevenir el colesterol

Como ya hemos comentado, esta bebida es muy rica en polifenoles como el resveratrol: un componente con alta concentración de antioxidantes que evita la formación de coágulos y de lipoproteínas de baja densidad (LDL o ‘colesterol malo’).

3. Aumenta los niveles de Omega 3

Prestigiosos investigadores y universidades de todo el mundo están de acuerdo en que los consumidores habituales (y moderados) de vino presentan más concentración de ácidos grasos Omega 3 en sangre: un elemento imprescindible para el correcto funcionamiento del organismo. 

4. Previene la artrosis

Una media de entre cinco y diez copas de tino a la semana podría reducir las probabilidades de contraer artritis reumática en un 50%, según estudios realizados en diferentes partes del mundo.

5. Reduce el riesgo de padecer cáncer

Como muchas personas conocen y ya hemos comentado anteriormente, muchas de las propiedades del vino tinto residen en sus antioxidantes. Entre otros efectos positivos para la salud, estos componentes son realmente útiles para reducir o retardar el riesgo de sufrir cáncer de distintos tipos. Especialmente de colon, de mama o de pulmón.

6. Ralentiza el envejecimiento

El envejecimiento es algo inevitable. Sin embargo, sí es posible retrasar o ralentizar el proceso si se lleva un estilo de vida saludable y se consume habitualmente componentes relacionados con la longevidad. Por ejemplo, el resveratrol: un elemento que se concentra en la piel de la uva tinta.

7. Protege la piel

Las propiedades del vino tinto en la piel residen en los flavonoides: un componente que refuerza sus células y consigue reducir las consecuencias negativas de la exposición a los rayos ultravioleta.

8. Ayuda a perder peso

En muchas ocasiones se ha considerado un mito, pero durante los últimos años diversos estudios afirman que ciertos componentes del vino tinto permiten activar un gen que dificulta la formación de células adiposas (de grasa).

9. Refuerza las capacidades cognitivas

Consumir vino tinto de forma regular y moderada ayuda a reducir el deterioro cognitivo propio de la edad y, con él, demencias y enfermedades degenerativas cerebrales.

10. Una vida más feliz

Por último, el vino tinto está relacionado con el aumento de endorfinas: una sustancia natural famosa por su capacidad para aliviar el dolor originado por causas diferentes, esquivar la depresión y, en definitiva, tener una vida más feliz.

Todas estas propiedades curativas hacen del tinto una auténtica joya para la salud de las personas, más allá del placer que brinda esta extraordinaria bebida.

Si quieres aprovechar las propiedades del vino tinto, JULIVERTMEU te ofrece los mejores tintos de Cataluña; galardonados con el prestigioso premio Vinari d’Or, que recoge la historia y la cultura de nuestros viñedos y bodegas.

Si prefieres otro tipo de vino te invitamos a descubrir las propiedades del vino blanco.

Mostrando todos los resultados 2